El Moderno - Informador Fotográfico

Adobe Photoshop, un poco de historia.

Algunos de nosotros trabajamos con Photoshop desde versiones realmente “antiguas”. Aunque hoy en informática la palabra “antigua” puede referirse a un haber de pocos años, Adobe Photoshop es una de las aplicaciones pioneras, no solo en tratamiento de imágenes sino en todo el espectro de utilidades que ha existido y existe. Ha sabido permanecer en el tiempo y también evolucionar, generando versiones realmente productivas y con funciones asombrosas.

Allá por mis inicios en el tratamiento digital de imágenes, trabajaba con una aplicación denominada Photo Styler, de la empresa Aldus, hoy desaparecida en un cajón, luego de que Adobe la comprara por motivos obvios en 1992.

Splash screen de la versión 1.0.7 para Mac

La natural competencia de Photo Styler era una nueva aplicación que se perfilaba como buena y que se dió en llamar Photoshop. Obviamente, solo fue probarla y adoptarla en forma definitiva.

Desarrollada inicialmente para la plataforma Macintosh, a partir de su versión 2.5 salta también hacia el universo Windows, en una época en que a pesar de que los fallos de software, pantallas azules y bombas negras era mucho mas habituales que ahora, supo ser una aplicación extremadamente estable, ganándose en poco tiempo la simpatía de quienes en ese momento usábamos Photoshop: casi exclusivamente los profesionales.

Photoshop, a mi entender, en esa época, no solo se convirtió en la herramienta principal para el tratamiento de imágenes, sino que fue mucho mas allá: justificó la computación para los fotógrafos.

Splash screen de la primera versión para Windows, la 2.5

Si bien hoy han aparecido aplicaciones con interfases mas amigables, como Adobe Lightroom, haciendo que mucha gente sostenga que PS es “complicado de usar”, no confundir, ya que son aplicaciones para usos diferentes. Al ser prácticamente la única aplicación en su tipo que ha permanecido en el tiempo perfeccionándose versión tras versión, quienes usan PS a diario lo hacen de manera intuitiva y casi sin pensar. Lógicamente quien arriba a esta aplicación, como a cualquier otra, necesita un tiempito de adaptación, de amigarse con el programa.

Y un guiño para quienes se sientan a diario mirando la pantalla de inicio de PS desde hace muchos años: No nos hemos preguntado miles de veces quien es Seetharaman Narayanan? Aquí les presento a este genio, venido de la India, hoy por hoy una potencia en programación de software, quien dice entre otras cosas: “Si no corregimos los errores, no podemos enviar el programa a la venta” Una buena filosofía, hoy olvidada por muchas empresas de software.

Y si les gustó  Seetharaman, no dejen de conocer a otro genio, desarrollador de PS al que amarán instantáneamente, Russel Brown

 

 

 

0
  Notas relacionadas

Añadir un comentario